La diabetes y la enfermedad periodontal

La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina. La insulina es una hormona indispensable para convertir azúcar, almidones y otros alimentos en energía necesaria para la vida diaria.

Las personas con diabetes no controlada tienen un elevado riesgo de infección y un prolongado periodo de curación que puede comprender la salud de la cavidad oral.

La persistencia de un inadecuado control de la hiperglucemia se ha asociado a gingivitis, periodontitis y pérdida de hueso alveolar.  Los procesos inflamatorios periodontales se asocian a un estado infl amatorio sistémico y a un aumento del riesgo de las  principales enfermedades cardiovasculares, alteraciones en el embarazo y el parto y pobre control glucémico en personas diabéticas.

Por eso es muy importante la prevención de la enfermedad periodontal y su tratamiento.

Medidas preventivas :

1. Visitas frecuentes al dentista para identificar factores de riesgo de enfermedad periodontal, caries o candidiasis oral
2. Terapia antibiótica post-quirúrgica
3. Abandono del tabaco

Los higienistas pueden contribuir activamente al mantenimiento de la salud óptima de los pacientes diabéticos teniendo una vigilancia de las posibles condiciones orales asociadas a la enfermedad, así como a su prevención y tratamiento.

No hay comentarios

Escribe un comentario